regresar a portada

necesidades técnicas

regresar a portada

necesidades técnicas

Palabras al programa de Aire Frío
Mi primera reacción al releer Aire Frío una vez más fue no hacerla. Quedé abrumado. La biografía familiar de Virgilio Piñera, el cuadro de época (La República), el paso demoledor del tiempo, el Absurdo y la repetición progresiva de sucesos cotidianos, exigían una construcción escénica abrumadora, monumental, excesiva para mis propósitos actuales.  Entonces, volví a leerla una y otra vez. En un momento dado decidí hacerla. De algún modo había vislumbrado, tras todo lo dicho anteriormente, su extraordinaria sencillez.
Ni biografía dramatizada, ni cuadro de época, ni ejercicio estilístico, donde su autor hace confluir sus obsesiones estéticas (el Absurdo, el Realismo Psicológico Norteamericano) eran ya importantes. Si algo tenía de sorprendente Aire Frío era su desnudez visionaria, su permanencia, su cercanía: una historia raigal sobre nosotros mismos. Encontré así el  camino de la versión, deseché la construcción de un dispositivo de época para centrar la acción en cualquier tiempo cubano, y abrir el horizonte a comportamientos y caracterizaciones libres de arqueologías, donde los actores pudieran acercar los personajes a nuevas resonancias.
Trabajar con Aire Frío ha tenido algo de exorcismo catártico. Su escritura, sin dudas, sirvió a Virgilio para poner en orden su trastienda, una escritura río donde la imaginación se une a la memoria en cascada hacia el abismo. Cuando la ensayas sientes que algo te arremolina hacia abajo, vas cayendo en picada hacia el dolor y el sarcasmo con una lucidez que no permite escapatorias. Virgilio recorre (y nos hace recorrer) su infierno familiar (el nuestro, el de todos), ve a sus muertos,  los condena y les pide perdón en un mismo impulso ambivalente.  Círculo a círculo nos lleva con él al fondo, al limo.

Ensayar Aire Frío, insisto, ha sido una experiencia suficiente en sí misma, una noche fundamental. Si el empeño ha tenido algún sentido sería la experiencia real que para el equipo ha supuesto desentrañar una obra que fue escrita como un texto para todos nosotros. Sirva esta experiencia vivida, entonces, de homenaje en su centenario a quien se ocupó de estas revelaciones. Ojalá la lealtad incondicional que mostró Virgilio a todos los que montaron piezas suyas en el pasado, nos acompañe hoy, y nos proteja.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              Carlos Celdrán

Elenco
Luz  Marina:  Yuliet Cruz
Oscar: Alexander Díaz
Ángel: Pancho García
Ana: Verónica Díaz
Enrique: José Luis Hidalgo
Luis: Waldo Franco
Laura: Edith Obregón / Rachel Pastor
Benigno: Michaelis Cué (Actuación Especial)

Equipo de realización
Diseño de escenografía: Alain Ortiz
Diseño de vestuario: Vladimir Cuenca
Diseño de luces: Manolo Garriga
Asistente de dirección: Yeandro Tamayo
Producción: Jorge de la Garza
Dirección artística y general de Argos Teatro: Carlos Celdrán

Equipo técnico               
Luces: Jesús Darío Acosta (Chuchi)
Sonido: Juan Antonio Mulet
Tramoya: Marvin Lee
Utilería y atrezzo: Alexis Avilés
Divulgación: Dayamy Amador

Yuliet Cruz, José Luis Hidalgo, Alexánder Díaz, Waldo Franco, Pancho García y Verónica Cruz, la familia Romaguera.

Críticas

 

véalo en

Aire Frío

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yuliet Cruz es Luz Marina

Alexánder Díaz es Oscar.

Yuliet Cruz, Alexander Díaz, Pancho García, Verónica Díaz y Edith Obregón

Verónica Díaz y Yuliet Cruz

Yuliet Cruz y Alexander Díaz

Alexánder Díaz y Yuliet Cruz

Pancho García es Ángel y Verónica Díaz es Ana

Vorónica Díaz y José Luis Hidalgo

Pancho García, Verónica Díaz, Yuliet Cruz y Alexánder Díaz

Pancho García, Verónica Díaz y Edith Obregón

Alexánder Díaz, Verónica Díaz y Pancho García

Verónica Díaz y Alexánder Díaz

Waldo Franco es Luis

Alexander Díaz, Yuliet Cruz, José Luis Hidalgo y Verónica Díaz